NOTICIAS

Una alteración genética muestra una nueva forma de tratar los tumores de fosas nasales

El equipo de investigación en cáncer nasosinusal, perteneciente al grupo de Cáncer de cabeza y cuello del ISPA ha conseguido identificar una mutación en un tipo de cáncer de fosas nasales, que podría ayudar a mejorar el manejo de los pacientes.

En el trabajo recientemente publicado en Rhinology se estudió el papiloma invertido, una lesión benigna que puede dar lugar al desarrollo de un tipo de cáncer de fosas nasales, llamado carcinoma escamoso. Este tipo de tumor afecta a la capa de células que recubren la parte interior de la cavidad nasal y los senos maxilares. Los investigadores buscaban las alteraciones moleculares implicadas en la progresión de la lesión benigna a cáncer invasivo, para mejorar su tratamiento.

Por ello estudiaron, entre otros, el gen EGFR, muy implicado en en la proliferación celular y que está alterado en otros tipos de cáncer para los cuales hay tratamiento específico contra dicho gen. Los resultados obtenidos mostraron que EGFR se encuentra frecuentemente mutado en papilomas invertidos y en tumores de fosas nasales asociados a ellos.

El hallazgo, conseguido con el apoyo de la Asociación Española Contra el Cáncer, indica que gran parte de los pacientes con este tipo de tumores podrían beneficiarse de tratamientos específicos dirigidos contra el gen alterado de los que ya se disponen y se utilizan en otros tipos de cáncer, abriendo la puerta a una nueva opción terapéutica en este tipo de pacientes.

 

Más información: