NOTICIAS

Detección de tumores óseos por perros entrenados

El grupo de Sarcomas del ISPA realiza una prueba de concepto para el desarrollo de un método de cribado no invasivo de osteosarcomas

El grupo de investigación en Sarcomas y Terapias experimentales del ISPA ha liderado una investigación en colaboración con la Asociación Canvida Detección y el Servicio de Oncología Médica del HUCA e ISPA en la que se ha demostrado que los osteosarcomas desprenden sustancias volátiles olorosas que pueden ser detectadas con una alta eficiencia por perros entrenados. Esta prueba de concepto puede ser la base para el desarrollo de métodos de cribado poblacional no invasivos para la detección temprana de estos tumores.

Los osteosarcomas son el tipo de tumor primario más común que afecta al tejido óseo. Aunque tiene una incidencia global relativamente baja (0,3 casos por 100.000 por año), este tipo de tumores representan aproximadamente el 15% de los tumores pediátricos. René Rodríguez, jefe del citado grupo del ISPA, explica que este tipo de tumores tienen tendencia a mostrar un comportamiento agresivo y los pacientes con enfermedad metástatica presentan tasas bajas de supervivencia, por lo que resulta clave lograr un diagnóstico precoz para mejorar el pronóstico de los pacientes con osteosarcoma. En este sentido el desarrollo de métodos de cribado poblacional, como los que ya existen para cáncer de mama o colon, puede contribuir a mejorar la supervivencia de los pacientes.

Con este objetivo en mente se ha entrenado a varios perros de la asociación Canvida Detección, adiestrados por Agustín Ortal, para la detección selectiva de muestras de osteosarcoma. Después de varias rondas de entrenamiento, los perros fueron capaces de detectar muestras de cultivos tumorales y de saliva de pacientes con tasas de sensibilidad y especificidad mayores del 95%. Estos resultados están en línea con otros trabajos que demuestran la capacidad de los perros para detectar sustancias olorosas en otros tipos de tumor. Sin embargo, este estudio, liderado en el ISPA por Aida Rodríguez y René Rodríguez y publicado recientemente en la revista Scientific Reports, ha sido el primero en demostrar que los perros son capaces de discriminar sustancias olorosas en sarcomas.

El hecho de que los perros puedan detectar las sustancias volátiles en fluidos de fácil acceso como la saliva puede facilitar el desarrollo y la implementación de métodos de detección rápidos y no invasivos para la detección temprana del osteosarcoma. Se puede especular que estos programas de cribado pudieran estar centrados en la población en edad escolar, en la que se concentra la mayor incidencia de este tipo de tumores, o en asociaciones de pacientes para la detección temprana de recaídas.

Más información:

Vídeo explicativo elaborado por el investigador Juan Tornín: